noticia pueyrredon

Un edificio rosarino compite como una de las mejores obras arquitectónicas del año.

Obring Arquitectura, una de las empresas de diseño y construcción más renombradas de Rosario, se encuentra este año entre las finalistas de un prestigioso concurso de arquitectura que selecciona a la “obra del año”, en base al voto del público en todos los países de habla hispana. El concurso se encuentra en su fase final, dónde quedan sólo quince finalistas, y Obring compite con una obra de Rosario: un edificio residencial ubicado en la esquina de Pueyrredón y San Juan, finalizado hace algunos meses.

El concurso es organizado por Plataforma Arquitectura, el sitio web de arquitectura más leído en español, que organiza anualmente el certamen, dónde compiten arquitectos de todos los países de habla hispana.

“Es un gran orgullo para nosotros poder estar compitiendo con empresas de todo el mundo, con arquitectos de gran renombre. No era algo que nos hubiéramos esperado, por eso fue primero una gran sorpresa pero también una gran alegría”, comenta Pablo Gagliardo, uno de los titulares de Obring, a Punto biz.

El edificio que compite en el concurso tiene 13 pisos y una superficie total de 1300 m2. Está pensado a modo residencial, con tres departamentos por piso, entre los que se encuentran monoambientes y de un dormitorio. Los materiales utilizados son principalmente el hormigón a la vista y el vidrio, que se combinan con un diseño muy particular de estilo contemporáneo.

“Ingresamos en el concurso con dos de nuestras obras, pero creo que en la de Pueyrredón se logró una síntesis más clara. Por el hecho de estar en una esquina pudimos lograr una estructura más desafiante, que entre balcón y balcón genera vacíos muy llamativos. Y lo más interesante es que el edificio está pensado más desde el interior que desde el exterior, no se trata sólo de un diseño bonito sino también de lograr un mejor concepto de hábitat”, precisó Gagliardo.

“Trabajamos mucho con conceptos urbanos que se adapten a la forma de vida contemporánea, pero también teniendo un especial cuidado con el medio ambiente. Por lo general, como es el caso de este edificio, se tiene muy en cuenta la iluminación natural, las terrazas son verdes, y en todos los balcones hay plantas. Es un edificio pensado para vivir, y por eso se busca mejorar en cada aspecto”, agrega.

Según comentó Gagliardo, Obring Arquitectura se encuentra trabajando ahora sobre dos proyectos de gran relevancia en la ciudad. El complejo Costa Vía, que consta de 3 torres de 24 pisos ubicado en Rivadavia y Rodríguez, con una fecha de finalización para dentro de 4 años. Y un edificio vidriado de 20 pisos en el barrio de Arroyito, que espera finalizarse en el 2019.

Nota original: puntobiz.com